Blog

Seguridad alimentaria 4.0: el papel de los precintos

La Organización para las Nacionales Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) considera que existe seguridad alimentaria “cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimentarias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana”.

Sin embargo, el concepto de seguridad alimentaria ha ido evolucionando con los años y al él se ha sumado recientemente el de 4.0, es decir, de la cuarta revolución industrial que supone la digitalización tanto de los procesos productivos, como de los procesos de compra gracias a elementos como la realidad virtual o la inteligencia artificial. Como resultado tenemos el concepto de seguridad alimentaria 4.0, ¿pero en qué consiste exactamente?

 

La seguridad alimentaria 4.0

El desarrollo de tecnologías como el internet de las cosas (loT), la inteligencia artificial, la automatización de los procesos, o el análisis de una cantidad ingente de datos (Big Data) aplicadas a la seguridad alimentaria 4.0 consiguen:

  • Una producción mucho más flexible adaptada a nuevos clientes con mayores exigencias, lo que permite una gran personalización.
  • Un aumento de la seguridad de los procesos productivos que redunda en un incremento de la calidad.
  • Un mayor aprovechamiento de los recursos gracias a los sistemas de producción inteligente.

La importancia del control de calidad

Sin embargo, y pese al desarrollo de todas estas nuevas tecnologías, dentro de la seguridad alimentaria es de vital importancia cumplir con los estándares de calidad exigidos para que los alimentos no sean contaminados. En este sentido, existen diferentes normativas que establecen los parámetros que deben reunir los materiales destinados a entrar en contacto con los alimentos, como por ejemplo son:

  • Reglamento (UE) Nº 10/2011: sobre materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos. Se trata de una normativa europea que establece, entre otras cuestiones, una lista de sustancias autorizadas, para la fabricación y comercialización de materiales y objetos plásticos que vayan a estar en contacto con los alimentos.
  • Reglamento (CE) 852/2004: relativo a la higiene de los productos alimenticios y que surge por la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Jamones en los que es imprescindible la trazabilidad alimentaria.

 

El papel de los precintos en la seguridad alimentaria 4.0

Las funciones de un precinto de seguridad dentro del sector alimentario son muy diversas. Además de para una correcta identificación, como es por ejemplo el caso de la norma del ibérico, también aseguran la trazabilidad de los productos, y son indispensables en determinadas actividades como es la exportación de carne a países terceros.

¿Qué implica entonces la incorporación de la más novedosa tecnología a los precintos para mejorar la seguridad alimentaria 4.0? En Precintia ya te hemos hablado de sistemas como el RFID, que permite un trasvase automático de los datos ligados a un producto.

Tecnología RFID en los precintos de seguridad

La tecnología RFID consiste en el almacenamiento de una gran cantidad de datos dentro de un chip que está Tecnología RFID imprescindible para la seguridad alimentaria 4.0incorporado dentro de los precintos de seguridad. Este sistema facilita la extracción de dichos datos a través o bien de lectores fijos como pueden ser los arcos, o a través de lectores móviles como son las cintas transportadoras. Una vez extraídos los datos, el lector transmite la información a una base de datos donde queda registrada.

¿Cuáles son las principales características de los precintos de seguridad con tecnología RFID?

  • La lectura masiva de elementos sin necesidad de que estén a la vista.
  • Se trata de un sistema que permite la lectura a través de materiales como el cartón, el plástico o la madera, por lo que puede leerse incluso dentro de embalajes, cajas o contenedores.
  • Los chips son integrados durante el proceso de inyección en los precintos de seguridad y no pueden ser manipulados.

Precinto de seguridad Ten Lok con RFID

Y para cumplir con la seguridad alimentaria 4.0, Precintia ha diseñado un precinto inteligente que permite automatizar la captura de datos para la gestión de trazabilidad. Se trata de Ten Lok con RFID, un precinto indicativo de tipo brida ajustable ideal para el sector alimentario, y muy utilizado en paletas y jamones.

Precinto de seguridad Ten Lok con RFID

Entre las ventajas de Ten Lok con RFID podemos destacar que:

  • El tag RFID al estar inyectado en la cartela le confiere la máxima estanqueidad y protección contra agentes externos.
  • Cuenta con una distancia de lectura garantizada de 3 metros.
  • Su capacidad de memoria EPG de tag es de 496 Bits.
  • Dispone de marcado en láser, el cual ofrece un nivel de seguridad muy alto ya que no puede ser borrado

Además, Precintia pone a tu disposición el desarrollo integral de soluciones RFID, integrando un ERP que gestiona la captura de datos, junto con los dispositivos de lectura.

La unión de la seguridad alimentaria 4.0 y los precintos

La completa adaptación a la seguridad alimentaria 4.0 implica que sectores como el de los precintos superen ciertos retos como puede ser la automatización de los procesos que aumenta la intercomunicación entre sistemas; estar preparados para la recopilación, gestión y tratamiento de una gran cantidad de información; la flexibilización de los procedimientos y una mayor adaptación a los cambios del mercado.

 

Si necesitas conocer más sobre precintos de seguridad inteligentes y su aplicación a la seguridad alimentaria 4.0, contacta con nosotros y te mostraremos todo lo que podemos hacer por tu empresa.

Contacta con Precintia (sector alimentario jamones)

Imagen Catalogo Precintia

Entdecken Sie unsere Produkte

Catálogo de productos

Geeignet für alle Branchen, um unser Produktsortiment kennen zu lernen

Weiterlesen